Respuesta a los comentarios sobre ‘La homofobia y actitudes cambiantes en Chile’.

Gracias a todos por sus comentaros sobre mi tema examinando el desarrollo de los derechos gay en Chile.

 

Ha-Rim identificó un elemento crucial del problema, parece que hay una contradicción en la actitudes de los latinoamericanos, pueden ser tan cariñosos y abiertos de un lado; pero en el otro lado sus opiniones conservadores pueden hacer que parecen intolerante. Ha-Rim y Luís tenían razón cuando dijeron que el ‘machismo’ muy a menudo puede ser el raíz del problema, aquel sentido de que un hombre debe ser siempre y asertivamente masculino, está en contra del estereotipo del homosexual femenino. Por eso existe frases como ‘No seas marica’ como un insulto para ellos que no conforma con el ‘machismo’. Así que puede ser difícil saber si la gente que muestran un sentido hostil hacia la homosexualidad está realmente en contra de los actos homosexuales o que se sienten amenazado por el estereotipo femenino. Yo notaba este sentido cuando estaba en Chile, alguien me dijo que a él no le importaba que yo fuera gay porque no fui un ‘hueco'(modismo chileno parecido a ‘maricón’).

 

En la discusión en el clase algunos preguntaron de cómo es la situación en otros países de Latinoamérica, y claro que la situación de Chile es muy distinta. La situación para homosexuales por Latinoamérica varia con cada país, típicamente los países más pobres o con una población más compuesta de indígenas tienen una actitud más conservador hacia la homosexualidad, como la que  existe en Bolivia y Guatemala; en comparación los que están más occidentalizados son mucho más tolerantes y liberal, como en Argentina donde el matrimonio gay es legal. Sin embargo Chile es un anomalía, porque a pesar de que Chile es el país más desarrollado y más occidentalizado en Latinoamérica todavía sigue siendo muy conservador socialmente con la iglesia católica haciendo un papel muy poderoso en las opiniones de los chilenos. Las razones para este actitud son imposible identificar pero muchos han opinado que el papel de la iglesia como una voz disidente durante la dictadura de Pinochet había hecho que la población de Chile siguió siendo fiel, pero en Argentina la iglesia apoyó a la dictadura y por eso con el vuelto de la democracia la gente desertó la iglesia, viéndola como un parte de la represión militar.

 

Pero como dijo Amy, las cosas se van mejorando en Chile. El luto publico que extendió por el país demostró que hoy en día el ataque que sufrió Daniel está considerado un acto bárbaro, hace una década sería muy probable que pasaría sin una mención en las noticias. Estoy seguro que casi todos de los chilenos no creían que Daniel mereció morir por ser gay, pero las estadísticas incluido en la presentación y mis propias experiencias allá muestran que los actitudes de los chilenos sigan siendo muy hostiles y sospechosas hacia la homosexualidad. Alimentado por la iglesia, actitudes así fermentan un ambiente de odio que crea grupos extremos como los neonazis que atacaron a Daniel.

 

La homofobia solamente es un aspecto de las problemas que causa la cultura conservador de Chile, como Alissa nos contó la desigualdad de los géneros está generada principalmente por este actitud. pero hoy Chile está lentamente cambiando hacia una sociedad más liberal, aunque está unas décadas atrás de muchos de sus vecinos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s